• 1.-¿Debo insonorizar el local?¿Cuándo se debe insonorizar un local?

    No todos los locales deben insonorizarse.

    Dependiendo de la actividad que se desarrolle y de las soluciones constructivas, puede ser necesario insonorizar el local o no. Hay tabiques delimitadores de gran espesor o techos con forjado de gran canto, que además disponen de falso techo y que el vecino superior tiene un solado importante, en el que incluso puede haber puesto un parquet. En estos casos, muy probablemente no sea necesario realizar ninguna actuación (para actividades poco molestas o ruidosas).

    El problema es determinar de forma exacta cuando un local requiere insonorización.

    En proyecto se justifica de forma teórica el cumplimiento de los requerimientos acústicos del local, aunque lo más correcto para saber si un local cumple con la reglamentación acústica en vigor, es realizar un a sonometría previa.

    Para tener una aproximación teórica lo más ajustada a los valores reales de aislamientos, lo más aconsejable es realizar catas, con el fin de determinar de forma exacta los materiales utilizados, espesores, etc. Esto ayudaría mucho a obtener un estudio acústico muy aproximado a la realidad.

    Por el coste económico que dichas dos actuaciones representan, la mayoría de nuestros clientes no suelen realizar ni sonometría previa, ni catas. Aunque tal como comentamos, como ingeniería siempre aconsejamos realizar dichas actuaciones.

    En el caso de que usted no desee realizar ni la sonometría previa ni las catas, el estudio acústico podría no llegar a ser todo lo preciso que nos gustaría, y si finalmente le piden una sonometría, ensayo acústico, certificado acústico, etc., los valores calculados en proyecto pueden no llegar a coincidir con los obtenidos experimentalmente mediante el ensayo acústico.

    ¿Entonces, el ayuntamiento me va a pedir una sonometría – auditoría acústica?

    Dependiendo de la actividad a legalizar, el técnico municipal puede solicitar (o no solicitar) un ensayo acústico por parte de un laboratorio.

    Siempre se suele pedir ensayo acústico en bares, restaurantes, pubs, discotecas, gimnasios (y en general en cualquier actividad recreativa o espectáculo público), talleres (casi siempre cuando se encuentran en la planta baja de un edificio de viviendas, y casi nunca en industrias situadas en polígonos) e incluso en cualquier otro tipo de actividad si hay alguna fuente generadora de ruido, tal como los equipos de climatización.

    No suele ser habitual, como regla general, que pidan ensayo acústico en locales en los que se legaliza la licencia de apertura mediante el procedimiento de comunicación ambiental (comercios pequeños, despachos, etc.), salvo que tal como antes se comenta tengan algún equipo susceptible de producir ruido, como aires acondicionados, extractores grandes, etc.

    Si el ayuntamiento finalmente pide un ensayo acústico, y no se ha llegado a realizar una sonometría previa (con el fin de tener un conocimiento exacto de cuál era el aislamiento acústico del local), puede darse el caso de que los valores obtenidos en dicho ensayo sean inferiores a los exigidos, debiendo entonces insonorizar el local; por lo que como resumen podemos concluir que:

    Atendiendo al coste que puede suponer insonorizar un local una vez se ha iniciado la actividad (al sumar al propio coste de la insonorización, el tener que retirar falsos techos o cubrir suelos o paredes, en las que se habían realizado determinados acabados) aconsejamos previamente a cualquier obra o inicio de actividad, contactar con un laboratorio de acústica con el fin de realizar una sonometría, y averiguar si es necesario insonorizar el local (en su caso, techo, paredes y pilares, suelo, etc).

     

     

     

Pulse en los títulos para abrir el contenido de cualquiera de las secciones.